miércoles, 30 de julio de 2008

A propósito de la discriminación


La esclavitud, supuestamente abolida, no es un hecho. Aún en el siglo XXI, miramos para otro lado y permanecemos insensibles ante la nueva y abominable apariencia que la esclavitud ha tomado. Hemos aprendido a convivir con “ella”, nos hemos hecho cómplices silenciosos, y a mí, se me cae la cara de vergüenza al suelo.

La esclavitud del siglo XXI, viene acompañada por la señora intolerancia, íntima amiga de la señora discriminación, que viene de la mano del señor egoísmo, que a su vez se acompaña de la señora crueldad y de su amiga tiranía.

La esclavitud de nuestro siglo está presente en los países pobres que dependen de los ricos, y son ultrajados, saqueados y humillados como lo fueron siempre, está presente en esos niños que son reclutados por los militares, y a quienes llevan directamente a la muerte.

La esclavitud de nuestro siglo está en los salarios de miseria, o en los trabajos sin remuneración, en la prostitución infantil, en el comercio sexual, en el trabajo al que tantos niños se ven sometidos, en los conflictos armados, en la falta de escuelas.

La esclavitud de nuestro siglo, es el tiempo, las drogas, la riqueza, porque señores, no nos engañemos, nosotros, también somos esclavos.

Es en la esclavitud, donde realmente la discriminación no aparece, porque el ser humano que esclaviza no distingue de sexo, edad, raza o credo, paradójico ¿verdad?.

Sólo en el amor el hombre es grande puesto de rodillas; porque el amor es la única esclavitud que no deshonra. (José María Vargas Vila)


P.D.: dedicado a
http://nodiscrimine.blogspot.com/


7 comentarios:

Jesús dijo...

no podemos cambiar el mundo. Intentemos pues que el mundo no nos cambíe a nosotros.

Sigamos proclamando, aunque sean solo palabras, aunque terminen perdiéndose para siempre en el tiempo, como lágrimas en la lluvia.


"es toda una experiencia vivir con miedo, verdad? eso es lo que significa ser esclavo"

http://www.youtube.com/watch?v=3fOBg6bTwBA&feature=related

NO A LA DISCRIMINACION dijo...

Hola Leila. Mil gracias por esta dedicatoria. Nos lleva mucho trabajo hacerlo, pero vale la pena. Lo chicos responsables del blog son adolescentes en situación de riesgo, por eso mi objetivo personal, má allá del tema es que logren subir su autoestima que de por sí está más que baja, y que pueden hacer cosas importantes, aunque sea simples, y así salir de la marginación, gran esclavitud del siglo XXI.

He colocado este artículo en "menciones del blog".

Un gran cariño.

Jorge

Jaime Garcigonzález dijo...

La humanidad "desarrollada" actual se ha hecho eclava de la materia hasta límites jamás imaginados por nuestros antecesores. De todas formas, empezando por la tiranía de las compañías ( electricidad, gas...),de las decisiones políticas de cualquier índole o magnitud y de otras más diversas,los países supuestamente "libres" se componen de ciudadanos "dependientes de"...¿qué se puede esperar,a partir de esta premisa, del resto de los "no desarrollados"?
Abrir los ojos es asistir a una estafa diariamente.

Leila Sand dijo...

Hola ranita, buena peli y buen tráiler. Me impresionó aquella frase "...como lágrimas en la lluvia" y aún me sigue conmoviendo.

Me alegra volver a leer.

Y ya sabes, no debo convertirte en príncipe, así que...

mmmuuuuaaaaa!!!!!!!, pero q corra el aire, jejejjejejej.

Leila Sand dijo...

Jorge gracias a vosotros.

Deseo q tus chicos puedan encontrar su camino con las trabas justas, ni una sola más.Y a tí, mucha fuerza y coraje, el trabajo es duro y complicado.

Prometo visitaros y aportar mi gota al océano.

Un cariñoso saludo

Leila Sand dijo...

Ainssss!!! pero si ta ahí mi virginiano, jajajjaja, me alegra verte joio, q tás mu callaito y miedo me das.


Uno achuchón de esos q te doy yo.

Jose Marzo dijo...

Leila bonita, perdona que esté últimamente algo desaparecido. he tenido mucho trabajo en casa, y ahora mismo te escribo del otro trabajo, el oficial.

Besitos