miércoles, 3 de septiembre de 2008

El naufragio del Esperanza o el éxito de la espera

Nunca sabré qué fue lo que me trajo hasta aquí, tal vez la soledad me arrastró a la deriva hasta hacerme encallar en cualquier playa, tal vez huía de algo, quizá sólo buscaba un tesoro, o simplemente perseguía una estrella.

De nada sirvieron los mapas, ni las hojas de ruta, ni mi vieja brújula, ni tan siquiera el cuaderno de bitácora, en el que durante tantos años, fui anotando con paciencia infinita, las veces que viré el timón.

Miro al horizonte donde se funden el cielo y la tierra y me pregunto a quién pertenezco; a veces sirena, el arrullo de mi canto desencadenó más de un naufragio, a algunos, los recuerdo, de otros no volveré a acordarme; a veces gaviota, extendiendo mis alas hacia un cielo infinito, volando solitaria hacia ninguna parte.


Ahora las olas baten fuerte en la arena de esta playa, y con mis pasos perdidos he malgastado la oportunidad de regresar. Ahora temo convertirme en el náufrago de mi derrota y sin rumbo vagar en esta isla desierta. Desnuda, y cargada de equipaje.


La noche seguirá siendo mi refugio, y con la atracción del océano hacia la luna llegará mi pleamar y pondré rumbo mar adentro, buscando entre los barcos varados de los mares cualquier vestigio que me guíe hacia ti.




















The See of Ice. Caspar David Friedrich

9 comentarios:

Jaime Garcigonzález dijo...

Si me encuentras naufragando , no me recojas: subirme a bordo sería arriesgarte a poner proa al mismísimo infierno.

Tomás Ingelmo dijo...

¡Aaaaaah de la nao!¿Hay alguien a bordo? Venimos a rescatar a los suprvivientes...

Leila Sand dijo...

Anda ya, q infierno ni ná, eso lo apago yo con una cantimplora, q he sido boy-scout. Bueno girl, girl-scout.

Uno kisses

Leila Sand dijo...

Salvad el ron primeroooo, el roooooon!!!!. Jejejejejej.

Uno kisses pirata

Desde el alma a las palabras dijo...

Hola. Gracias por tu visita a mi espacio. Tienes un lindo blog el cual, seguiré visitando sin dudas. Saludos,
DEE
Chicago, USA

Leila Sand dijo...

Gracias DEE, yo tb visitaré el tuyo, me he sentido muy bien leyéndote.

Un cariñoso saludo

Magiie dijo...

Holaaaaaaaaaaaaaa, Magiie la naufraga emite SOS, jejeje

Leila Sand, me ha encantado el texto, leerlo con la música es un gran efecto...

Pues nada, ante pérdidas de camino hay que usar el corazón como brújula... no es 100% seguro pero es lo que nunca nos falla ;)

Un bechooooooooo

Jose Marzo dijo...

Hola Leila.
Muchos besitossss, kisses, y un abrazo fuerte.

Leila Sand dijo...

Pues uno kisses para tí magiie, me alegra q te haya gustado, pero me alegra mucho más verte, eres...la gran ausente.

Sr. Marqués otro bisito pa tí que espero dártelo en breve personalmente.