miércoles, 13 de mayo de 2009

Tócatela otra vez, Sam






















Un error de apreciación, con un marcado ritmo, que encadena la noche con el día desencadenando una desilusión tras otra, es entonces cuando la frustración, acompañada de un nuevo fracaso podría ser la "canción triste de cualquier mujer":

“Ha brotado este odio como un vívido amor,
sufriendo, y se contempla anhelante.
Pide un rostro y una carne, como si un amor fuese.
Han muerto la carne del mundo y las voces
que sonaban, un temblor se ha apropiado de todo;
la vida toda está suspendida de una voz.
Bajo un éxtasis amargo transcurren los días
en la triste caricia de la voz que regresa
empalideciendo nuestro rostro. No sin dulzura,
esta voz al recuerdo le resuena despiadada
y temblorosa: tembló una vez por nosotros.
Pero la carne no tiembla. Sólo un amor
Incendiarla podría y este odio la busca.
Todas las cosas y la carne del mundo
y las voces no valen la caricia inflamada
de aquel cuerpo y aquellos ojos. En el amargo éxtasis
que se destruye a sí mismo, este odio reencuentra
una mirada cada día, una rota palabra,
y las aferra, insaciable, como si un amor fuese“.

El nuevo perfume. Cesare Pavese

7 comentarios:

Rafael Merino Isunza dijo...

¿Pues qué le ha pasado amiga...?

Rafael Merino Isunza dijo...

Por cierto, ¿tienes facebook? Si es así, búscame con mi nombre para que te dé de alta, o dame tu correo para estar en contacto.

Saludos, Rafael.

Jaime Garcigonzález dijo...

Ojú hijha! Po zí questá bien la cosa...hubiera preferido la letra de "Canción Mora de Hill Street" de "No me pises, que llevo chanclas".

Leila Sand dijo...

Pues nada en especial que no me lleve pasando hace ya unos cuantos años. Ya sabrás por propia experiencia que hay "personas" que no valen mucho la pena.

Ahora te envío un mail.

Un bso

Leila Sand dijo...

No hay nada que un buen pelotazo no me haga olvidar.

Uno kisses, trasto

Elaine Marley dijo...

Esoooooo...estamos "contentas" y nos ponemos a leer a Pavese...
Endelué...

Chica, no hay disgustillo que no cure un viernes de baile (y cante) en Sevilla.
Mañana nos vemos :D

P.D.: No pienso espantarte ni un "moscón" :P

Leila Sand dijo...

Jajajajaja, a éstos no hay que espantarles, deberíamos aplastarles.

Un beso Srta. Marley