domingo, 21 de febrero de 2010


Crecí mientras escuchabas este programa en la radio, yo jugaba bajo la pila de la cocina con las cazuelas, supongo que "haciendo comiditas", tu trajinabas preparándote un café de puchero. ¡Mamá!, ahora ya no puedo oler aquel café, ni aquel olor a madera y carbón de la cocina, tampoco puedo volver a sentirme entre tus brazos, y hace muchos años que Elena Francis desapareció.

¿Cuando me hice mayor, mamá?.

Donde quiera que estés, espero que te sientas como en aquella cocina, tomando tu café, escuchando a Elena Francis, y sonriendo mientras mirabas con ternura los juegos de aquella niña, que convertida en mujer sigue llorando tu ausencia.


4 comentarios:

El Capitán Escarlata dijo...

Y así ha de ser, mi Señora,... no se olvida aquello que se ama.

Expresiones ausentes varias.

Magiie dijo...

Leila estás aquí??? No sabía si te habías mudado o no.

Creo que este tiempo que hace, de tanta lluvia y días grises hace que afloren ciertos recuerdos :-)

Te dejo la frase del día de hoy (sacada de un calendario de mesa que me regaló mi madre)

Para ser feliz, el hombre debe considerar siempre lo que tiene antes de lo que quiere (Joseph Addison). Esta frase me recordó a tu comentario en mi blog :-)

Feliz fin de semana

Bezoz

Leila Sand dijo...

Querido Capi, hay personas que llenan un poquito algunos vacios.

Siempre es un placer verte.

Leila Sand dijo...

Querida Magiie, si alguna vez me mudo, te avisaré, me encanta leerte aunque tenga que conformarme con hacerlo muy de vez en cuando.

Un besito con achuchón