viernes, 29 de agosto de 2008

Un saldo pendiente más en el "haber" de nuestro libro de cuentas



Desde aquí lanzo una plegaria al infinito implorando por la vida de Jesús Neira, desde aquí lanzo un grito desgarrador por la tragedia que está viviendo. Desde aquí expreso mi más absoluta repulsa hacia cualquier forma de violencia; también desde aquí quiero solidarizarme con su familia, con las mujeres maltradas, y con aquellas personas que sufren sólo porque algunos salvajes quieran imponer su voluntad, o su criterio, a base de golpes y agresiones.

Desde aquí expreso mi desencanto por formar parte del monstruoso mundo en el que vivo. Expreso mi sentimiento de pena, de tristeza, expreso mi absoluto desconsuelo por la necedad de nuestros comportamientos.

Desde aquí lloro de impotencia y desde aquí pido perdón porque podría hacer mucho más de lo que hago, por cambiar lo que detesto.

Un cariñoso abrazo a Jesús Neira, porque a mí también me defendió.

5 comentarios:

El Ratón Tintero dijo...

Que absurdo sería morir a manos de una "bellísima persona", según Sandra claro.
Y que absurdo es a veces comprender la actitud de estas mujeres.

Leila Sand dijo...

Pues, Ratoncita a mí se me viene a los dedos aquella canción q decía: "...Ay, amor mío,
qué terriblemente absurdo
es estar vivo
sin el alma de tu cuerpo,
sin tu latido...".

Y cambiando de registro, dónde cohone has tao pa venir tan bonita??, q te lo he preguntao ya y no me has hacio ni caso, nena. Ni se vuelva ocurrir colgar la otra "afoto", menudo diferencia, amos ome!!!

El Ratón Tintero dijo...

Sorry bonita,
¿Que dónde he estado?, pues creo que Madonna la llamaba igual que ahora nosotras: "La isla bonita".
Y si pinchas sobre la foto para guardarla (como yo hice con tu torre ¿recuerdas?), verás dónde es.
Esto parece una yincana de esas :-P

Ah, y gracias por el cumplido, pero cuando vengan los fríos la cambiaré por otra, no sea que me resfríe :-)

Jose Marzo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Leila. A veces pertenecer a la raza humana es vergonzoso.
Besos

Juanka dijo...

Sin palabras.