miércoles, 23 de septiembre de 2009

Lo siento Neruda, las musas han pasao de mí


















Puedo escribir mil paridas esta noche.

Escribir, por ejemplo, me estoy tomando una copa y toda mi perspectiva cambia.

Nada gira y sólo canta mi ridícula ingenuidad.

Puedo dejar de escribir esta noche.

No sé si alguna vez le quise, pero él me quiso siempre.

Nunca tuve a su lado, noches como ésta, aunque también le besé bajo el cielo infinito.

Él me quería, y supongo que a veces yo también le quise; cómo pudo pasarme inadvertido.

Puedo seguir soltando gilipolleces, sentir que le he perdido, sentir que se ha ido.

Escuchar el silencio de su ausencia, que jamás he sentido tan vacío.

Qué importa lo que sienta si para siempre le he perdido.

No es eso todo, porque sigue machacándome esta eterna soledad.

Le buscaré siempre y sé que nunca estará conmigo.

Nosotros los de entonces, seguimos siendo los mismos.

Yo no le quise, es cierto, pero cuánto le he querido.

Mi alma buscaba un cielo donde encontrar destino.

De otra, no será de otra, ni de besos, ni de olvido, y nuestros ojos infinitos se habrán quedado vacios.

Porque en noches, bien distintas, estuvimos bien unidos y dos almas desde entonces juntas vagan un suplicio.

Aunque éste no sea el último dolor que él me causa y estas tampoco sean las últimas palabras que yo me escribo.

5 comentarios:

Magiie dijo...

Sencillamente genial Leila, me ha encantado tu versión del poema de versos tristes de Neruda, lo has actualizado a nuestra época y nuestra forma de expresarnos... Aunque sigue desprendiendo ese halo de pérdida y frustación del original.

Ya era hora de pasarme por tu fantástico loft (siempre me han gustado mucho los loft)

Me alegra que sigas estando ahí, en un lugar indefinido y cercano.

Un becho wapa

El Capitán Escarlata dijo...

Bueno,... Vale que las Musas hayan pasado de Vuestra Merced,... pero se os dan bien las transformaciones.

Expresiones vagando su suplicio varias.

Leila Sand dijo...

Me alegra nuestro reencuentro Magiie, deberías dejarte ver con más frecuencia, así podría mimarte un poco más.

Espero que estés bien, si no fuera así, sabes dónde hay unos ojos y un corazón que saldrán a tu encuentro.

¿Sigues en mi "pueblo"?.

Un besito y cuidate mucho.

Leila Sand dijo...

Jajajajaja, mi queridísimo Capi, empiezo a pensar que lo nuestro es imposible, jajajjajja.

Me encanta verte.

El Capitán Escarlata dijo...

... ¿Y que importa que sea imposible?,... ¿No hay imposibles en la vida por los que merezca la pena seguir en la lucha,... e incluso,... perderlo todo?,... que triste sería mi vida sin mis sueños imposibles,... sueño con volveros a ver,... algún día de estos.

Expresiones me encanta leerte varias.