miércoles, 6 de agosto de 2008

Carta a un desconocido





























Querido Desconocido:

No se pueden abandonar los sueños, aunque el sueño se resbale entre las manos, no se puede dejar de creer en la magia, aunque sepamos que "a veces" tiene truco. Tampoco está bien abandonar la batalla, uno no debe rendirse jamás, y si nos derrotan, nos levantaremos del suelo, nos colacaremos la armadura y continuaremos peleando, la vida es una constante lucha, llegaran otras batallas que ganarás dignamente.

Querido Desconocido, no se puede dejar de creer en la vida, es todo cuanto poseemos, es la compañera más fiel y estará hasta el fin de nuestros días acompañándonos. Tampoco se debe dejar de creer en las letras, son pura magia, de ellas, como si de una chistera se tratase, pueden salir tantas cosas...pueden llegar hasta tus ojos en forma de mujer, acariciandote al leerlas, pueden hacerte esbozar una sonrisa que ya estaba perdida; y agarrado a su mano pueden llevarte al mundo de la ilusión y de la fantasía, porque tampoco se debe dejar de creer en ella.

Querido Desconocido no debe uno dejarse arrastrar al vacio, llevado por la desesperación, siempre hay q aferrarse a algo, incluso aún no habiendo nada en nuestras vidas, hay q buscar una tabla a la q asirse, tal vez bastaría mirar a tu alrededor y abrir bien los ojos, para encontrarla.

Está amaneciendo, la oscuridad se va, y aunque las sombras de la noche te acompañen en este viaje, volverá a amanecer cada día y siempre tendrás un "hada" revoloteando a tu alrededor.

¡Ah! se me olvidaba, querido Desconocido, no se debe dejar de creer en las hadas.

Firmado:

El Hada Acaramelada




8 comentarios:

Jose Marzo dijo...

Que lástima que no vayan estas palabras dirigidas a mi, ya que a mi me conoces. Me harían falta...
Besitos, madrugadora.

Leila Sand dijo...

Holaaa!!!! Sr. Marqués, besitos tb para tí.

Jaime Garcigonzález dijo...

Me agarré a una tabla y resultó ser una plomada de 40000 toneladas.

Jaime Garcigonzález dijo...

Mentiras,sinvergonzonerío y un desprecio total y absoluto pòr los demás.Darle valor a las palabras es coger número para la fila de los tontos.No hay buenas personas.Y si las hay, ya se encargará "alguien" de convertirlas en hijas de puta, de sacarles lo peor de sus entrañas.hay verdaderos/as especialistas. Y si no, pregunta por ahí, pregunta...

Leila Sand dijo...

Pues la verdad es q te tengo q dar la razón, las malas personas son como la mala hierba, pero las buenas tb existimos.

Yo tb me he encontrado con verdaderos hijos de puta, q me han hecho daño e incluso vencido,pero no han podido acabar con mi buen corazón.

Es más la vida me ha compensado con creces todo el daño q he dejado q me hagan.

SI realmente tienes una inclinación natural hacia el bien, nada puede acabar con ella; y además como decía aquella canción del Capitan Trueno: "El malo siempre palma...".

Uno kisses, so trasto

Jaime Garcigonzález dijo...

¿Y cuando no eres malo y te ponen?Hacer el bien (construir) es más difícil y costoso que el mal (destruir). Si alguien posee el don natural para hacer el bien ¿qué trabajo le cuesta hacer el mal? ¿Y cuando se busca el bien propio y para ello se jode a los demás? ¿Y cuando el mal es necesario para recordarnos el bien? ¿Y quién es TOTALMENTE bueno o malo? ¿Y...

Jaime Garcigonzález dijo...

¿y qué porras hago yo poniendo comentarios en el pisito?No, si ya me vale.

Leila Sand dijo...

Y por qué no ibas a ponerlos???, a mí me gusta q vengas, sabes q eres bienvenido.

Uno kisses